jueves, 24 de julio de 2008

Novelas II

--¿Bueno?

--Hola Angie, chula, ¿cómo estas?, bien gracias, oye, déjame platicarte lo que me pasó anoche. Soñé con...

-- Ah, hola Ana, ¿cómo es...

-- Te digo que soñé con ese muchacho, bueno, ni tan muchacho, ese el de la telenovela "Lujuria de pacados"...

-- Ah, el papucho de Juan Francisco...

--No, no, con el buenote de Juan Francisco no, con el malo...

--¡No!

--¡Sí!, sí, sí, ese maldito de Andrés Arturo Montelobos, ese maldito, pero conmigo se pasaba de bueno, ya ves que tiene muchísimo dinero, y ¿qué crees? Me llevaba a la finca de su padre...

--¿Su verdadero padre?

--No bruta, la de Don Osvaldo Montelobos, el que quedó tullido cuando Andrés Arturo quemó la troje y Don Osvaldo Montelobos sacó a los hijos de Florinda del incendio para que no se achicharraran. Pero bueno, te digo que me llevaba a la finca, cerca del arroyo y ahí mismo me seducía como a la Adela Sofía en el capítulo en que la secuestró para que la creyeran muerta y así su sobrino Luis Alberto Montelobos heredaría la fortuna de la familia Montelobos y Padierna; pero a mí sí me cumplía el condenado, no te imaginas, sentí todito, su barba canosa en mi cuello, sus labios carnosos y hasta el diente de oro y el parche los sentí, ¡verdad de Dios!, es más cuando desperté todavía me sentía, ya sabes, acalorada, pero bueno ya sabes, mí Felipe lo notó y hasta dos mañaneros nos echamos. ¡Chin!, hablando de, mí Felipe ya no tarda en llegar y yo no he hecho nada del quehacer; Carola me quedó mal y no llega desde el lunes. Se me hace que se ha de haber ido a su pueblo, en fin ¿tu no conoces a alguna muchacha que quiera trabajar? Pero eso sí que sea bien hecha, pinche Carola nomás deja todo escondido o de plano nomás no hace nada, pero nomás llega mí Felipe y hasta de cenar le hace, ¡pinches gatas! Bueno amiga, te dejo, al rato te hablo para seguirte contando…

--Ándale, cuéntame no seas mala y quiero los detalles, fíjate que Rodrigo ha andado muy estresado en la oficina y nomás no hemos podido hacer el am…

--Sí sí, te cuento, pero ya ni me insistas que te cuente ahorita, porque de plano no puedo, ya es tardísimo. Por supuesto que te diré los detalles MMMMMM, claro. Por cierto, no se te olvide que el sábado es el cumple de Annie y quiere que tus hijos vengan a partir el pastel. Los espero, ciao amiga, cuídate y al ratito te marco o mejor me marcas.

--Okey Anita, Bye

—Adios Amiga. “Pinche Angie, como habla la cabrona. Ahora me tengo que apurar porque no tarda en llegar el huevón este”.

Ana prepara una sopa rammen y deja en el fregadero unas chuletas ahumadas a descongelar. Se sienta nuevamente frente al televisor de la sala para ver el resumen de “Lujuria de pecados”. La sopa rammen se consume sobre la estufa hasta quemarse.

5 comentarios:

letransfusión dijo...

Detalles, quiero detalles como el diente de oro y el parche... no pos que amas de casa tan fetichistas. Se me antoja ser el malo, de momento las canas en la barba ya están, ¿el parche? No, mejor ese se lo pongo a ella y no precisamente en el ojo.

Saludos hermano lobo.

Coro dijo...

Lobo, pinta muy bien...
¿Se enojará el marido cuando llegue a casa porque se quemó la sopa? ¿Alguna vez harán el amor "como dios manda"? ¿Dejará ella de finjir? ¿Se conseguirá un amante en la vida real? ¿Se ponen los cuernos las amigas? ¿Los maridos son unos tontarrones o sólo lo fingen?, etc.

Continuará...

Doctor Gurma dijo...

Para Coro (A quien tuve el privilegio de conocer en persona presentándole el libro a mi amiga Susana Silva el pasado viernes 24 de julio): o se enoja el marido o invita los tacos (¿para que hacerla de jamón en vez de buscar soluciones?), yo prefiero que la mujer no cocine para cocinarle yo, a menos que cocine delicioso, pero creo en todo caso que esa debiera ser una tarea conjunta; así se reaviva cualquier llama de pareja y quien sabe, a lo mejor hasta cojen durísimo además de hacer el amor "como dios manda". Por otro lado, creo que esas señoras no engañan como tal, aunque se contentan con coquetear entre regateo y chismito con el del agua, el cartero, el carnicero, ectétera... No creo que sólo los maridos sean tontarrones. Todos los personajes de este texto caen en la trampa del cliché, pero es entretenido el juego en el que nos tiene el lobito, espero que después desborde a algo más imaginativo o sórdido o inesperado

Coro dijo...

Gracias, yo también tuve el privilegio de conocerte, Dr. Gurma... me hace pensar la historia de Juan, me cuestiono ¿dónde la realidad y la ficción se mezclan en nuestra sociedad? Si las telenovelas tienen una audiencia tan alta y los argumentos son similares a este... ¿Son como la vida misma? ¿De verdad crees que estos personajes follarían como locos? ¿O que el marido quede indiferente a la falta de alimentos cuando llegue hambreado del trabajo y se ponga a cocinar? ¿Ella es una perversa o...? Si fuera así, se usaría el elemento sorpresa y entonces daría un giro la trama...

Juan, aquí espero la continuación.
Saludos

Hugo dijo...

Ya estoy idealizando a los personajes y crew.

Para el maloso me gustaría tener a René Casados, el bueno no podría ser otro que Santamarina. El Doctor podría ser Claudio Brook (maldita la hora en que Frank Moro se nos adelantó) La mala puede ser Nailea Norvid y la buena alguien que esté in, una cara joven como Irán Castillo. Todo perfectamente bien producido por Carla Estrada ya que Pedro Torres no tiene tan buen ojo para los dramas de la vida real.