viernes, 30 de enero de 2009

Llanto

Sé que estás enojado, te vistes sin mirarme y yo me siento tan culpable, por muchas cosas, la boca amarga por el vino y el vodka y tus besos y las lágrimas que iban escurriendo hasta mi boca mientras me penetrabas, ajeno a mis ganas de seguir llorando.
Me gustas, eso lo sabes, jamás nos hemos dicho la palabra con "Q" o con "A", nos aterraba sentirlo, y jugábamos a hacernos tontos, abrazas rico.
Pero hoy simplemente no quería estar contigo, pensé en quedarme en la fiesta, seguir ahogando las penas, como se dice, pero tu mensaje me hizo regresar, también quería verte y hablar contigo, pero hablar nada más.
Y tu en la puerta de mi casa, con esas rosas color de rosa, que me encantan y tu carita de niño regañado y yo fingiendo estar más borracha de lo que estaba, y comencé a llorar en tus brazos, mientras lo que quería era mentarte la madre y golpearte por ser tan hijo de puta y por hacerme sentir así de mal, porque te había descubierto, porque para tu mala fortuna conozco a tu esposa y puedo decir que somos amigas.
Y precisamente hoy, que tenía ganas de estar contigo, de consentirte y usar las medias y el corsé que me regalaste, ponerme mis tacones negros que te encantan, le mandas el mismo mensaje a tu esposa que minutos antes me mandaste a mi. "Te deseo... un lindo día", y se supone que ustedes tienen broncas y que estás separado de ella desde octubre y que no te interesa nada con ella, pero la muy cabrona, no sabe que yo sé y me enseñó el mensaje muy ufana. "Mira como lo traigo al pendejo, ya se ha de estar arrepintiendo de haberse ido, igual y hoy sí lo dejo entrar a la casa".
Y yo era la pendeja, por creer nuevamente en un hombre, por creer que tu sí eras lindo, y te preocupabas por mi, y me das flores y poemas y me haces sentir tan mal. Por eso, por los mensajes idénticos, porque eres un hijo de puta igual que todos, ¡mentiroso!
Yo quería hablar, darte la oportunidad de explicar lo inexplicable, pero me volviste a besar y yo seguí fingiendo estar más borracha de lo que estaba y me besabas y no soportaba tus besos y los deseaba al mismo tiempo, así como no soporto el vodka y me tomé tres desarmadores y después el vino tinto y después quería llegar a mi casa y verte y hacerte el amor, olvidar lo que no sabías, y seguir como hasta ahora, pero sí eres lindo hijo de puta y en lugar de hacer el amor estábamos cogiendo como animales y yo llorando y tu con tu sonrisa chueca y cara de preocupación por ese llanto, porque lamías mis lágrimas y me besabas, pero me la seguías metiendo y yo quería vomitar.
Es la última vez que te metías así a mi cama, a mi vida, ya lo había decidido desde hoy en la mañana, al ver ese mensaje idéntico y tener que sonreír frente a la babosa de tu esposa, estuve a punto de mostrarle el mensaje que me habías mandado a mi, reconocería tu número, lo sé. Tal vez lo hizo a propósito y ya sabía lo nuestro.
Te levantas y sigues dándome la espalda, sé que lo intuyes, es la primera vez que apago todas las luces al estar contigo, a pesar de la oscuridad, me miras a través del espejo acostada, con los ojos rojos, hinchados, sorbiendo y quitándome las lágrimas con la mano, tapada hasta el pecho, me incorporo y sujeto mis rodillas, me balanceo, me choca sentirme así.
Volteas y te sientas de nuevo a la orilla de la cama me choca que me veas así, que me acaricies tan bien y que trates de besarme nuevamente ¿qué esperas? Ya cogiste, ya vete, y me sigues acariciando el rostro y enjugas mis lágrimas con tu pulgar y me miras así, y yo cierro los ojos.
No fue necesario hablarlo, sabiamos que no volveriamos a estar juntos, me sentía tan mal, no quería darte importancia y la tenías, hoy en la mañana lo descubrí.
Sigo llorando, pero me prometo a no llorar más.

5 comentarios:

Cuatroletras dijo...

Me gusta el dialogo interno, las ideas revuletas, el sentir en cascada, el rosario de palabras.

La descripción del momento, los reproches internos y externos, lo que no decimos lo actuamos.

Saludos

La Niña Buena dijo...

que intenso...

fuerza inexplicable que nos hace hacer cosas... amor, que se yo!

Mariposa Tecknicolor dijo...

Y supongo que así es. Lo describiste de manera perfecta.

"Me gustas lo sabes.
En lugar de hacer el amor, terminamos cogiendo como animales.
Eres un lindo hijo de puta.
No fue necesario hablarlo, sabiamos que no volveriamos a estar juntos.
Sigo llorando, pero me prometo a no llorar más."

Tus palabras me han brincado y empapado la piel.

Anónimo dijo...

LOBITO!!! ME ENCANTO ENCONTRAR A SIDO LINDO CONOCERTE, GENTE COMO TU POCA CON INSPIRACION Y TALENTO MIL FELICIDADES...

Anónimo dijo...

con cariño un mega aulllidddooo
gracias mil.