lunes, 8 de febrero de 2010

Relámpagos amatorios IX

Me saboreo por anticipado la entrega de tu piel y el sabor de tus labios.
Mis manos fuertes, grandes, sólidas; pasean por tu piel suave, delicada. Finalmente se posan en tu cintura y bajan sobre tus caderas ya sin resistencia alguna atrayéndote hacia mi.
Sin mayor preámbulo mis labios se unen a los tuyos, en una caricia completa e irreal.
Un solo beso, profundo, despiadado y alevoso. Sonríes antes de que nuestros labios se separen. Un gusto a almendras dulces queda en mi boca; una última mirada a la profundidad de tus ojos y caigo muerto a tus pies. El cianuro en tu boca ha surtido efecto.

8 comentarios:

Agatha Eglantina dijo...

Más efectivo que cualquier hierba de dudosa reputación, cierto? No nos des más ideas Lobo... hay un par de seres a los que quisiera tener a mis pies.

Cuatroletras dijo...

Vaya, ya extrañaba la intensidad, ¿será que me aburre la cotidianidad como inspiración?

Espero la Resurrección.

Carlanoche dijo...

Wow!!! yo quiero morir así... mmmmmmmmmmmmmmmmmmm

incitatüs dijo...

Cianuro de amor para rendirse mortalmente a sus pies.
No existe una mejor manera de morir.

Saludos.

ShAdOw dijo...

mmm preferiría morir en el extasis total de la entrega

Valeria Relio. dijo...

...Y es entonces, que mis piernas tiemblan al saberte rendido; guardo mi corazón en tus manos y tu boca en mi ombligo ¡que esto no acabe! le grito a la luna envuelta en tus besos. ¡Que el sol no se asome sino estamos queriéndonos!...

WOOOW!!! qué letras!!! maravillada, dejo un poco de polvo (por aquello de la canela fina jejeje)... gracias por regalar esas imágenes!...

Jorge Fax dijo...

cuando los lobos se echan un taquito... no hay quienes los detengan.

Especialmente cuando son de deseo.

saluditos desde la cocina infernal!

Alisma dijo...

Un beso con el efecto del cianuro... Tiempo sin pasar y esto, realmente, me encantó.

Saludos ;)