jueves, 14 de enero de 2010

Luna de enero

Sin intervenir la luna cubre en plateada manta un cubil lobuno.
Dos lobatos, una hembra y un macho, descansan uno al lado del otro; la patita del macho reposa sobre el costado de la hembra.
Crecen en segundos, son lobos jóvenes. Las pulsiones de sus cuerpos, la necesidad de calor, convertirse en templo y hogar, en obelisco, cáliz, mutar y conservar el siguiente eslabón de la perpetuidad de la manada.

Son sacerdotes de un rito pagano, inmerso en el centro mismo de la Madre Gea. Un aullido los hace descubrir sus sexos, el destino, el calor y luz que pueden emanar al hacerse uno; al ser uno par sí y para la manada. Ser hermanos, amantes, cazadores.

Aúllan, alejados uno del otro, juntos en esa consciencia salvaje. Se acercan, olfatean la madurez y fortaleza de sus cuerpos, son iguales aún así, la hembra se somete, el macho la libera haciendo que no sea invasión, si no entrega. Colmillos y garras en función de las caricias, al jugueteo de un par de lenguas húmedas sobre las pieles erizadas de deseo y baluarte.
Convulsos ambos lobos aúllan al unísono, la simiente es colocada al fuego vivo y líquido. No han dejado de ser los mismos cachorros que sueñan bajo la luna que los cubre hasta encontrarse en la vigilia, en la caza, en el sueño verdadero.

7 comentarios:

dull dijo...

hola
me gusta mucho como escribes
y aparte encuentro referencias y coincidencias generacionales en tus textos y gustos.
si me permites, desde hoy te sigo

saludos!

paraquenomencuentre dijo...

Hermano de caza... la lectura me ha dejado asombrada. Gracias por el texto. La luna que nos miraba esta mañana ha sido la misma que cubría el cubil; ella oyó nuestro aullido.

Que esta noche la caza sea digna de los cazadores.

Tú y yo somos de la misma sangre.

Carlanoche dijo...

La mezcla entre lo tierno y lo salvaje resulta por demás explosiva, y si además agregamos la elegancia y el ambiente quelogras en este texto.... bueno... me has hecho aullar corazon.

Porthos Baron Du-Vallon de Bracieux de Pierrefonds dijo...

Los lobos, los hijos del noche con su bello canto asi como su hermos escrito

Saludos!

Porthos

paraquenomencuentre dijo...

La huella de mi hermano cazador desapareció de la cueva donde le conocí. Busqué su rastro, seguí su olor y no le encontré. Vuelve...

Jorge Fax dijo...

Esta cuna de lobos es mejor que la de hace varios años en la insulsa television.

esto no lo deberia sacar ni el national geografic, esta muy bueno.

Lo que nos identifica de ser hombres y animales... lobos y homo sapiens... (combinados quizas?).

les hommes à vivre! les loups vivent!

Un saludo desde la cocina poetica-infernal!

Cuatroletras dijo...

Con usted la sorpresa debe ser ciega.

Saludos